Sello de Calidad Dodot.

Dodot Tritubo

Los que estáis en mi círculo más cercano sabéis que uno de los motivos de iniciar el blog, era contactar con otros zascandiles y gente interesada en todos los temas que abarca la maternidad. Obviamente, si buscas esto, no puedes dejar de estar en la Comunidad MADRESFERA. Esta comunidad se creó como un punto de encuentro de bloggers y blogs en castellano dedicados a temas de “madres y padres”. Una de las actividades que llevan a cabo es la de poner en contacto a bloggers y marcas para probar sus productos, y que nosotros expresemos nuestra opinión. La verdad, es que no es la primera vez que hago esto, desde hace años, me inscribí en la Comunidad de Consumidores de CODEC y cada quince días, me piden valorar algún producto. Soy crítica por naturaleza, y si hay un incentivo de por medio, más.

Esta vez, pedían colaboración para valorar la nueva tecnología DODOT y nos enviaron un paquete de pañales y unas toallitas… ¿tecnología en pañales?. Pues sí. No estoy loca Yo trabajo en temas de tecnología y transferencia tecnológica y los pañales son uno de los ejemplos de transferencia tecnológica más aplaudidos.

Dejadme contaros brevemente su historia. Uno de los sectores con más dinero en investigación es el aeroespacial y, por supuesto uno de sus embajadores es la NASA. Fue aquí cuando sus ingenieros buscaron una manera en la que sus astronautas pudieran soportar el viaje sin tener que ir al baño, e idearon una espacie de pantalones con poliacrilato de sodio. Éste es un polvo blanco que tiene la capacidad de absorber unas 300 veces su peso en agua. Al entrar en contacto con agua, o con orina, la absorbe generando una especia de gelatina.  Este fue el inicio de los pañales desechables. A partir de aquí las marcas se han volcado en buscar maneras de reducir el peso de los pañales, hacerlos más flexibles, que no haya humedad en el culito del bebé y por supuesto que no se produzcan los temidos escapes que los padres tanto odiamos.

Es cierto que para mí, la comodidad de un pañal desechable, de usar y tirar no la tienen los pañales de tela. Con Míriam, cuando a los dos años escasos decidió dejar el pañal, la puse pañales de tela. Y lo hice porque no quería malgastar pañales en el “por si acaso se le escapa”. Pero tanto con ella antes de los dos años, como con Álvaro ahora, me es inviable pensar en estar lavando y poniendo lavadoras todas las noches con pañales de tela. Pero esto no exime que que sea consciente de que existe un problema de contaminación brutal con el tema de los pañales desechables, y, desde aquí invito a las marcas a gastar su dinero de I+D en buscar alternativas ecológicas.  Mirando en la web de DODOT, me ha sorprendido que no haya ninguna mención a este apartado.

Con Míriam usé tres marcas de pañales: Dodot, Deliplus y Toujous. Personalmente Deliplus no me convenció cuando los usé con Míriam, los veía duros, poco cómodos y ásperos. A parte de que no me parecía que absorbieran bien. En lo que respecta a Dodot y Toujours. Sinceramente me gustaban las dos marcas. No os puedo decir que la tecnología Dodot fuera mejor que la de Tourjours, porque no lo creo. En ambos casos, pañales flexibles, ligeros y para mí retienen bastante bien.

¿Qué he notado nuevo tres años después con Álvaro?. Que en el caso de Dodot, los pañales ya no se hinchan tanto, a pesar de haber estado toda la noche con ellos puestos. Incluso, hay veces que incluso tocando el pañal por el día, – ese típico gesto de madre buscando las “bolitas” absorbentes para ver si se ha hecho pis-, ya no nos vale. Pues ahora no se palpan tan fácilmente esas “bolitas” indicadoras de la humedad.

Este post os lo escribo porque Dodot me ha enviado las muestras que veis en las fotos de arriba, y participo en un sorteo de 3 meses de pañales gratis. Pero como veis, no escribo porque me hayan “seducido” con sus regalos, sino porque en realidad es la marca que uso en casa y con la que tengo mayor experiencia, y aquí nuestras reservas:

¿Por qué no he probado otras marcas  aún con Álvaro?.

  • Dodot cuenta con una capacidad de distribución de sus productos que no tienen otras marcas. Es decir, la primera la encuentras en cualquier tienda de barrio, supermercado o hipermercado, mientras que la segunda tienes que ir específicamente a una tienda.
  • El precio, es otro de los argumentos que esgrimen algunas mamis para usar otros. No sé, si es que soy yo o mis circunstancias, pero yo siempre compro “al peso” cuando hay ofertas de Dodot en los hipermercados.  Y comprados así, “a granel” la diferencia de precio no es aprecible. El domingo 19 de Febrero, compré yo en Carrefour los paquetes que veis en la fotos (19,99€ por paquete y la segunda unidad al 70%). Y así comprados, me salieron a 0,16c€/pañal  ¿Realmente Dodot es una marca cara?
  • Toujours no es lo que era, al menos lo que me cuentan….. En el año 2011 la OCU clasificó a Toujours como uno de los mejores pañales. Pero en el siguiente ranking en 2015, Toujours ya no participó porque estaba cambiando la gama. A fecha de hoy, muchas webs siguen publicando el estudio de 2011 con los pañales de la otra gama. Lo que a mí me ha llegado de este último año, es que la nueva gama de Toujours, “ultrafina”, no tiene nada que ver con la gama que ganó el ranking, y que fue la que yo use con Miriam. Son mucho más finos, y se nota que el bebé se ha hecho caca porque se le transparenta. Son más ásperos que los anteriores y los comentarios acerca de la absorción de estos “ultrafinos”, es que ha empeorado bastante.

Un comentario

  1. Eres una mamá genial siempre nos tienes informados sigue así

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *