Nature Connection en la Sierra del Rincón (Parte 1)

sierra_rincon_parte1_vert

Hoy os traigo una zascandileria que sobre todo los que sois de Madrid y alrededores no deberíais perderos, y menos en otoño. Os hablo de una visita a la Sierra del Rincón. ¿Dónde está la sierra del Rincón?. Muy cerquita de Buitrago de Lozoya, a unos 80Km de Madrid por la carretera de Burgos. Se trata de la sierra pobre de Madrid y, quizás la menos explorada por los zascandiles madrileños, que normalmente nos quedamos en Gredos o en Guadarrama. Pero es sin duda, un lugar mágico donde pasaréis un bonito tiempo en familia. Estoy segura de que zascandiles grandes y pequeños disfrutaran de lo lindo. Si os animáis a seguir leyendo, os descubro lo maravillosos de este lugar. 

La Sierra del Rincón es una reserva de la biosfera compuesta por cinco pueblos: Prádena del Rincón, Horcajuelo, La Hiruela, Montejo de la Sierra y Puebla de la Sierra. La categoría de reserva de la biosfera, refiere a una mención otorgada a la “comarca” por haber sido capaz de mantener una convivencia óptima entre el ser humano y la naturaleza. ¿Sabéis lo más bonito?. España cuenta actualmente con 48 lugares catalogados como Reserva de la Biosfera. ¿Sabéis cuantos tiene Estados Unidos?. ¡Sólo 47!. Así que antes de seguir creo esta foto es esencial en este post, porque al final, que nuestros zascandiles disfruten el día de mañana de un país con lugares tan únicos como el nuestro, sólo depende de nosotros.

foto-16-10-16-12-51-28

Nuestro cuartel base se situó en Prádena del Rincón en el alojamiento AL VIENTO. Un sitio muy cuqui, donde Nines, la propietaria fue muy amable. No se trata de un lugar de lujo, pero son apartamentos acogedores. Lo mejor es la chimenea de leña, de la que podéis disfrutar y  encender con vuestros zascandiles. Además como detalle, nos dejaron todo lo necesario para el desayuno: leche, zumo, huevos, nueces, pan, bizcocho, tomate, mantequilla, aceite, cacao,…, por lo que no es necesario ni siquiera que os llevéis comida si pensáis comer y cenar fuera. Otro detalle por parte de la propietaria fue, que cuando yo lo reservé costaba una cosa, y después (yo no me había enterado) habían sacado una promoción y costaba diez euros menos, y nos aplicaron la promo cuando llegamos allí.

foto-14-10-16-19-50-38 foto-15-10-16-19-11-47

Iniciamos nuestra ruta en Prádena del Rincón. En este pueblecito tendréis la oportunidad de explicar las costumbres y oficios antiguos a vuestros zascandiles. En Prádena hay un lavadero antiguo que está muy bien conservado, también tiene un antiguo potro de herrar y un antiguo taller de fundición de campanas.

foto-15-10-16-18-39-07 foto-15-10-16-18-49-13 foto-15-10-16-18-39-43 foto-15-10-16-18-49-31

  • Mira Miríam cuando Manolita (la bisa) era pequeña las señoras venían a lavar la ropa a los lavaderos porque no existían lavadoras
  • Sí, mami. Es que cuando yo era pequeñita no había tampoco lavadoras, pero ya soy grande y ya hay.
  • (¡Menos mal que te has hecho grande y ha llegado la lavadora a casa hija!¡El mejor gadget de 2016 sin duda!)

También en Prádena está la laguna del Salmoral donde podéis disfrutar de patos y ocas. Bueno y si a los zascandiles les da miedo darles de comer siempre quedarán los hombros de papá para poder disfrutar de ellos. Pegado al aparcamiento también hay una finca donde había caballos.

foto-15-10-16-17-09-10 foto-15-10-16-17-12-17 foto-15-10-16-17-13-14foto-15-10-16-17-17-06

Aparte, el camino que rodea a la laguna tiene varias sorpresas para el visitante, p.e. tenéis un pequeño “aula” al aire libre: se exhiben distintas piedras típicas de la zona, existe una guía de los distintos árboles que están allí, e incluso un pequeño mirador donde se observa la sierra de la Cabrera y la sierra de la Morcuera desde “el otro lado” de Madrid, con un pequeño cartel que te indica qué montaña es cada una de las que ves en el horizonte. Además se divisan perfectamente el embalse de la Pinilla y el embalse del Atazar. ¿Sabéis lo malo?. Pues que el mantenimiento es un poco escaso y se está degradando todo este “aula” al aire libre. Una verdadera lástima.

foto-15-10-16-17-28-05 foto-15-10-16-17-35-42

Siguiendo con animales, en Prádena ( y en toda la zona) hay muchas fincas con vacas y, también en el camino “al parque” nos encontramos con un pequeño redil de ovejas. De nuevo, la mejor manera de verlas fue en hombros de papá.

foto-15-10-16-18-24-19-1 foto-15-10-16-18-24-43

Por fin llegamos al parque o área recreativa de Prádena… Sí, esto es así. Da igual que llevemos a los zascandiles al mejor museo o se hinchen de andar por el campo, siempre acabarán preguntando si van a ir al “parque”. Y esta vez, he de decir que me enamoré del “parque”. ¡Ójala todos los parques fueran así!. Una verdadera invitación al juego desestructurado, al juego de calidad, sin estereotipos….. Y es que, aunque lo que se ve desde la carretera es un parque con columpios como otro parque más con un pequeño campo de futbol, éste esconde una sorpresa en la parte trasera. Allí, a parte de una pequeña aula de exhibición del pastoreo (que me imagino que abrirán en verano), existe un circuito al aire libre pensado para que los adultos hagan ejercicio, pero que a los ojos de un zascandil se convirte en un verdadero regalo para trepar e imaginar. ¡Qué pasada, que unos simples tablones de madera den todo este juego!. La pena, de nuevo, al igual que en la laguna, es el estado de “abandono”… pero a los zascandiles les dará igual, ellos disfrutarán mucho del “parque de palos madera”.

foto-14-10-16-19-39-01 foto-14-10-16-19-39-27foto-14-10-16-19-32-09foto-14-10-16-19-37-05foto-14-10-16-19-31-53-1foto-14-10-16-19-35-20

Nuestra siguiente parada, era obvia. No puedes ir a la Sierra del Rincón y no ir al Hayedo de Montejo. Se trata de uno de los pocos bosques de hayas que quedan ya en el sur de Europa, y que se ha salvado por el clima privilegiado de la zona y un cuidado programa de preservación que ha hecho que desde los años 80 el bosque se esté expandiendo. De hecho al Hayedo no se puede pasar si no es con un guía ambiental.  Para acceder al parque tendréis que optar por una de estas opciones:

  • Reservando dos meses antes por internet o por teléfono. Ojo son dos meses de antelación con respecto al primer día del mes en el que desees hacer la visita. Yo me quedé varias veces sin plaza. Tenéis que llamar o reservar a las 9 de la mañana del día 1 p.e el 1 de Agosto para ir cualquier día del mes de Octubre.
  • Presentándote en el Centro de Recursos e Información en Montejo de la Sierra el día que quieras hacer la visita, pues se supone que el 50% de las entradas son de acceso en el día. Pero claro, puede que después de recorrer unos 80Km te tengas que dar la vuelta porque no haya sitio. Las colas además son larguísimas, y no eliges turno.
  • Reservando una estancia en un alojamiento de la zona. Precisamente para incentivar el turismo, los alojamientos tienen reservadas unas entradas cada día para que sus clientes puedan acceder sin esperas ni citas previas.

foto-15-10-16-11-19-54-1 foto-15-10-16-12-09-26-1

En realidad el Hayedo es un bosque de hayas y de robles donde existen árboles centenarios. Incluso alguno datado de época de Cristobal Colón. No os voy a desgranar la visita, porque merece la pena que sea contada por un guía. Pero la mejor lección que nos llevamos de allí fue la concienciación de lo importante y vital que es para cualquier bosque que los humanos sólo paseemos por los senderos y no pisoteemos más allá del mismo.

foto-15-10-16-12-03-50 foto-15-10-16-11-57-22-1

Existen tres rutas que podéis realizar, pero yo creo que con zascandiles lo mejor es hacer la ruta del río, la cuál dura una hora y media. Además no hay baños ni se puede salir uno del sendero, así que llevar a los peques “con sus necesidades hechas”. En realidad una hora y media a la zascandil de tres años se le hizo un poco largo, así que no dudo en buscarse su propia diversión, lejos de las explicaciones de la guía, quien con mucho cariño intentaba atraer la atención de los niños incluso con polvo de hadas!!. Pero los zascandiles son así.

foto-15-10-16-12-07-08-1 foto-15-10-16-11-35-56foto-15-10-16-12-52-43 foto-15-10-16-12-50-37

Como de costumbre, me está quedando un post tan largo así que lo voy a dividir. En un par de días os cuento más sobre la zona del Hayedo de Montejo y una ruta muy muy chuli para los zascandiles que estoy segura que os va a encantar.

“Hay un libro abierto siempre para todos los ojos: la naturaleza”. Jean-Jacques Rousseau

Zascandilerias es Tiempo en Familia. Experiencias con Niños. Creatividad Infantil. Divertirse Aprendiendo. Probar a Experimentar, Crear, Fallar, Transformar. Crecer jugando. Proporcionar una infancia llena de recuerdos.

2 comentarios

  1. Es maravilloso, merece la pena ir,doy fe lo conozco

  2. De nuevo nos sorprendes con esos fotos tan maravillosas, y aparté lo bonito que lo cuentas tuvo que ser genial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *