Con mucho arte: Monotipos

 

¡Vaya mes de Enero que llevamos por aquí!. Los virus nos ha atacado de lleno empezando por mí, siguiendo por Álvaro, ahora papá y Míriam.. bueno, Míriam es que está hecha de otra pasta, pero está debatiéndose entre el sí y el no, y no descarto que acabe cayendo en las garras de la gripe.  A este cuadro le hemos añadido un pico de trabajo y un curso online que estaba haciendo, y el resultado es que no he podido sentarme a escribir nada en dos semanas. Pero estoy aquí de nuevo para enseñaros otra de nuestras zascandilerias.

Esta vez hemos jugado a hacer grabados, y en concreto monotipos. Los monotipos, en arte, son una especie de grabado muy especial y cotizado, pues se trata de obras únicas e irrepetibles ya que el artista tras realizar su obra destruye la plancha de grabado en vez de realizar múltiples copias del mismo.

Y quería enseñaros cómo jugar a reproducir esta técnica artística con los zascandiles. Os aseguro que dado que hay que enguarrar con pinturas, manos, rodillos, papeles,…, los más pequeños disfrutarán mucho de la experiencia creativa. Además, no necesitáis nada que no tengáis habitualmente en casa, por lo que es una buena alternativa a días de frío como los de la semana pasada.

Materiales

  • Placa grande que nos servirá de plancha de grabado
  • Témperas o pinturas tipo MALA de Ikea
  • Rodillo
  • Papel. Mi recomendación es que dejéis a su alcance folios en tamaño A4 y cuartillas previamente cortadas.
  • Bastoncillos de los oídos.

(Nosotros tuvimos que remplazar nuestra plancha de grabado inicial debido a un contratiempo, así que acabamos pintando en la bandeja del horno)

Lo primero es extender la pintura en la plancha. La pintura ha de quedar bien extendida.

Seguidamente se inicia el proceso artístico, utilizando el bastoncillo como herramienta para dibujar. Es un ejercicio muy bueno para pre-escritura, pues el bastoncillo al ser fino requiere destreza para ser utilizado como lápiz. Si el peque aún no tiene buen agarre, sus deditos seguro que hacen la misma función.

Una vez tenemos la plancha grabada , sólo queda transferir la obra a un papel, para lo cual solo hay que poner el folio – o la cuartilla- en función del tamaño del dibujo sobre la plancha, apretar un poco y retirar. Y ya tenemos nuestros monotipos creados.

Crear monotipos con niños Crear monotipos con niños Crear monotipos con niños Crear monotipos con niños

Una vez grabado, y tal y como se hace con los monotipos de verdad, se destruye la plancha original para que no se generen más copias. Así que añadimos más pintura, la extendemos con el rodillo, y hacemos un nuevo grabado.

La creatividad es clave como en todo proceso artístico, pero el disfrute de los zascandiles prima por encima de todo, así que  mi sugerencia es como siempre que sean ellos quienes gestionen todo el proceso artístico, aunque sean capaces de crear veinte “happys” seguidos sin aburrirse. Pero si al final queréis jugar con ellos, una buena técnica creativa consiste en empezar vosotros un dibujo (sin decir lo que tú tienes en mente) y que lo finalicen ellos. O también podéis ir intercambiando turnos para ir añadiendo trazos sobre un mismo dibujo.

¡¡¡¡Mira Mami: me ha salido un pez !!!! (sobre unas espirales que yo pinté, le salió un pez y las espirales de fuera eran burbujas de aire)

Con esta técnica también se puede experimentar y aprender sobre la mezcla de colores. La verdad es que, en mi caso, y dado que conozco la alegría con la que mi hija usa los botes de pintura, al final sólo deje a su alcance rojo y amarillo. Pero si ponéis a su disposición un tercer color puede que el resultado sea más interesante cromáticamente.

¡Espero que vuestros zascandiles disfruten mucho de la experiencia y que la creatividad fluya!

Crear monotipos con niños Crear monotipos con niños

“Cada niño es un artista. Lo difícil es seguir siéndolo cuando creces”. 

Me encantaría ver vuestras experiencias con esta actividad. ¡ojo, y no me refiero sólo al resultado sino también al proceso!. Por ello, si lo probáis en casa y lo compartís en redes sociales, os propongo subirlo con el hashtag #Arteinfantil

Zascandilerias es Tiempo en Familia. Experiencias con Niños. Creatividad Infantil. Divertirse Aprendiendo. Probar a Experimentar, Crear, Fallar, Transformar. Crecer jugando. Proporcionar una infancia memorable.

2 comentarios

  1. Desde luego nuevamente nos vuelves a dejar con la boca abierta es precioso aparte de educativo muchas gracias por compartirlo

  2. Perfecto ,no hay mejor aprendizaje sin un divertido juego . seguir así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *